El éxito de los demás es tu éxito.

No hablamos en sentido figurado y no hablamos de lo mucho que nos podamos alegrar por que las personas en nuestra organización sean felices trabajando y cosechando buenos resultados....

No hablamos en sentido figurado y no hablamos de lo mucho que nos podamos alegrar por que las personas en nuestra organización sean felices trabajando y cosechando buenos resultados. No, hablemos por un momento de lago mucho más sencillo y terrenal: el éxito de las personas a nuestro alrededor determina nuestro propio éxito. Y algo que resulta también importante y que tal vez no sepas, la manera en que ellos afronten tanto el éxito como los retos también te influye.

Es mucho más simple que el espíritu de equipo, pero más complicado que los simples resultados numéricos. Es la manera en que nos relacionamos los seres humanos y las complejidades del funcionamiento de un grupo de personas cuyas vidas se entrelazan en un camino común.

El conocido conferencista y entrenador de liderazgo John Maxwell nos explica en su libro “Desarrolle los líderes que están alrededor de usted”, la importancia de dedicar tiempo en el desarrollo de las habilidades y los talentos de aquellos que nos rodean. Siempre hemos sabido que rodearnos de personas positivas y de talento nos impulsa, pero son expertos como Maxwell quienes nos explican todas las consecuencias de estar rodeados de personas competentes y resolutivas, y por qué merece la pena invertir tiempo y esfuerzo en que sean más competentes y resolutivas.

Esa influencia funciona en ambos sentidos. Tú te beneficias de tener personas competentes en tu equipo y tu equipo se beneficia de la compañía de otras personas competentes, además de lo que tú mismo puedas aportar a su vida y su carrera.

Pero mantenerte siendo un líder útil y competente debes seleccionar bien a las personas que te rodean, y entrenarlos para ser el líder que desearías ser. Para ser incluso mejores que tú. Según las palabras del mismo Maxwell, no has de querer jamás seguidores, sino líderes que se conviertan en un movimiento.

Crea una cultura de liderazgo.
Anima a los miembros de tu equipo siempre a querer crecer más, a tener voz propia y saber usarla. A enfrentarse a los conflictos y desarrollar una mentalidad resolutiva a prueba de cualquier crisis. Las mismas habilidades que quieres reforzar para ti mismo son las habilidades que debes esperar que tu equipo ambicione y desarrolle.
Debes también plantearte de tanto en tanto cómo y para qué estas entrenando a esas personas. Si estás usando las estrategias correctas y si serán las personas capaces de enfrentarse a cualquier situación gracias a tu ayuda.

La cultura del liderazgo es también un ambiente en el que todas las personas tienen la misma posibilidad de crecer tanto como ellos mismos se propongan, sin que haya ninguna limitación externa o impuesta por otros miembros del equipo. Es especialmente importante reflexionar, según aprendemos de Maxwell, sobre la influencia que se ejerce en las personas que están más íntimamente relacionadas con uno mismo. Las que están más cerca de nosotros son las que nos hunden o las que nos impulsan, por eso el trabajo que hayamos hecho con ellas es fundamental.

A forma de resumen: debemos dotar a todas las personas en nuestro equipo de la mentalidad resolutiva, y de la suficiente autonomía para convertirse en líderes por derecho propio. Debemos dar espacio para ese crecimiento, animarlos. Y rodearnos de la clase de personas que son como nosotros o incluso mejores que nosotros. Esa es una de las claves más importantes de un liderazgo de éxito.


Síguenos en Facebook si no quieres perderte las novedades del equipo, consejos sobre el Network Marketing o las últimas noticias de los productos de OneLife. Y si quieres formar parte de nuestro equipo, pide más información aquí: http://www.onedream.team/es/solicitar-informacion/

Categories
Educación
No Comment

Leave a Reply

*

*

RELATED BY